INVESTIGACIÓN EN ENFERMERÍA
     

Catéter de inserción: vía intraósea

 
 
 
  Fernández Ramírez, Montserrat. López Petchamé, Alfons. Marin López, Silvia: Enfermera/os. Corporación Sanitaria Parc Taulí. Hospital de Sabadell. Servició Urgencias Hospital de Sabadell.    
 
 
 

Resumen: La utilización del catéter vascular de acceso intraoseo, es poco conocido para muchos profesionales, pero tiene mucha importancia en caso de extrema urgencia, ya que permite la infusión de líquidos y fármacos de forma eficaz en situaciones de colapso y con paciente en PCR. El conocimiento de dicha técnica, a través de sus indicaciones, ventajas, contraindicaciones y complicaciones permite el disponer de otra herramienta al alcance del personal sanitario en caso de necesidad.

Palabras clave: Catéter vascular, intraoseo, infusión, colapso.


Title: Catheter of insertion: way intrabony
Summary: The use of vascular catheter of intrabony access is little known to many professionals, but it has much importance in event of extreme urgency, since, it allows to the infusion of liquids and drugs effectively in situations of collapse and patient in unemployment cardio respiratory. The knowledge of the above mentioned technique, through its indications, advantages, contraindications and complications allows to have another tool to the scope of the health staff in case of necessity.

Key words: Vascular catheter, Intrabony, Infusion, Collapse.

 
     
 

Introducción y Desarrollo

El catéter vascular de acceso intraoseo, es un acceso solo de urgencia para la infusión de fármacos y líquidos 1.
Su utilización se basa en el hecho de que la cavidad medular de los huesos largos está ocupado por una rica red de capilares sinusoides que drenan a un gran seno venoso central, que no se colapsa, ni siquiera en situación de PCR, pasando los líquidos a la circulación general con una rapidez similar a como lo harían por cualquier otra vía periférica 5, 9, 14.

Indicaciones
Sólo en situación de extrema urgencia.
En niños de 6 años o menos de edad en situaciones de urgencia vital con necesidad de fármacos y/o líquidos, en los que no se ha podido canalizar una vía venosa en 90 segundos o después de 3 intentos 1, 2, 3, 4, 5, 7, 8, 9, 13, 15.
Constituye una medida temporal mientras no se obtiene otro acceso venoso. Su utilización en adultos es excepcional, donde en situación de no canalizar una vía venosa se suele usar la vía endotraqueal 1, 2, 3, 4, 5, 9, 13, 15.

Contraindicaciones
• Celulitis u osteomielitis en el sitio de la punción.
• Fractura de la extremidad.
• Osteopetrosis u osteogénesis imperfecta. (osteopetrosis es una enfermedad genética que se caracteriza por un hueso anormalmente inmaduro y osteogénesis imperfecta es un trastorno del colágeno caracterizado por una fragilidad ósea que se traduce en huesos osteoporóticos que se fracturan fácilmente).
• Huesos de las extremidades inferiores en traumatismo abdominal grave.
• Punción previa 5, 6, 12, 15, 16.

Ventajas
• Técnica fácil y rápida.
• Se pueden administrar todos los medicamentos necesarios para la reanimación, seguidos de un bolo de mínimo 5cc de suero fisiológico a presión para asegurar su llegada a la circulación sistémica.
• Permite la infusión de grandes cantidades de líquidos.
• Las sustancias administradas alcanzan la circulación rápidamente.
• Los sitios donde se punciona, están alejados de la zona donde se realizan las maniobras de reanimación.
• Pocas complicaciones 17.

Complicaciones
El índice de complicaciones es muy bajo. La más frecuente es la extravasación de líquidos y/o medicamentos por una inadecuada colocación de la aguja.
• Otras complicaciones descritas son: celulitis local, osteomielitis, fracturas, lesión en la zona de crecimiento, embolismo graso y óseo, depresión medular, sepsis, perforación del esternón seguida de mediastinitis, hidrotórax, perforación de grandes vasos y muerte 6, 8, 12, 14, 16, 17.

Material
*Aguja de punción intraósea.
*Jeringas de 5, 10, 20mL y agujas convencionales.
*Anestésico local.
*Solución antiséptica: clorhexidina alcohólica 0.5%.
*Guantes estériles.
*Suero fisiológico.
*Equipo de perfusión.
*Llave de tres pasos.
*Gasas estériles.
*Pinza kocher.
*Vendas.
*Esparadrapo 5, 9, 12, 14, 16, 17.

Localización
En niños hasta 6 años el lugar recomendado para la inserción es la cara interior de la tibia proximal.
A partir de los 6 años, 2cm por encima del maléolo tibial interno.
En el adulto los únicos sitios accesibles son la cresta ilíaca, el esternón y la tibia distal 1, 2, 3, 4, 5, 12, 13, 14, 15, 16, 17.

Procedimiento
1. Siempre que sea posible, debe utilizarse técnica estéril con previo lavado de manos. Si no es posible, se hará lo más asépticamente posible.
2. Localizar el sitio de punción. Se identifica por palpación de la tuberosidad anterior de la tibia y el borde interno de la misma, en la línea media de ambos puntos a 1-2 cm por debajo se encuentra el sitio de punción.
3. Desinfectar la piel con clorhexidina alcohólica 0.5%.
4. Revisar la aguja intraósea.
5. Colocar la pierna en rotación externa, semiflexionada y apoyada sobre una superficie dura colocada a nivel del hueco poplíteo.
6. Si el paciente está consciente, se anestesia localmente la zona de punción.
7. Se cogerá la aguja intraósea con la mano dominante de tal manera que la empuñadura se sitúe en el talón interno de la mano y los dedos índice y pulgar la sujeten aproximadamente a 1 cm de la punta. Con la otra mano, se palpará la tuberosidad anterior de la tibia a 2cm bajo la tuberosidad tibial anterior y 1cm hacia la cara medial, en un sitio libre de músculos.
Se introduce la punta de la aguja perpendicularmente a la parte más amplia del hueso tibial con una inclinación de 10-15º en sentido distal para no afectar a la zona de crecimiento. Puncionar la piel hasta llegar al periostio.
Se introduce la aguja con un movimiento firme, rotatorio si es necesario, hasta que disminuye la resistencia del periostio, lo que indica que se ha llegado al canal medular que se confirma con:

*Aspiración de material medular.
*Ausencia de movilidad de la aguja.
*Flujo libre de líquido.
*Ausencia de aumento de partes blandas. .

Zona inserción cara anterior y superior y tibia Fijación del acceso intraóseo

8. Si se aspira médula ósea, irrigar con suero fisiológico para prevenir que se obstruya la aguja.
9. Desatornillar el seguro y remover el estilete de la aguja. Estabilizar la aguja intraósea e inyectar lentamente 10cc de solución salina buscando signos de aumento de la resistencia a la inyección, aumento de la circunferencia de los tejidos blandos de la pierna, o disminución en la firmeza del tejido.
10. Una vez comprobado, fijar la aguja por encima de la articulación. Poner un kocher en la aguja y vendar la pierna. Si se pincha en maléolo, hacer una férula hasta la base de los dedos.
11. Si la aguja se obstruye con hueso o médula ósea, se puede reemplazar con otra aguja que se pasa a través del mismo sitio de canulación, si no hay signos de infiltración subcutánea. Si hay extravasación o no podemos inyectar suero fisiológico, pinchar en la tibia contra lateral. 1, 5, 8, 10, 11, 13, 14, 15, 16, 17.

Zona inserción cara anterior y superior tibia, condilo femoral. Inserción maleolo tibial.

 
     
 
 

BIBLIOGRAFIA

1.Guia cateters. Protocol Hospital de Sabadell 2007.
2.Ayuso Baptista F, Calderón de la Barca Gázquez JM, Jiménez Murillo L, Salcedo Leal I, Montero Pérez FJ. Soporte vital pediátrico. En: Jiménez Murillo L, Montero Pérez FJ. Medicina de Urgencias y Emergencias: Guía Diagnóstica y Protocolos de Actuación. 3ª ed. Servicio de Urgencias. Hospital Universitario Reina Sofía. Córdoba: Elselvier 2004 p.14-22.
3.Nolan j. Recomendaciones para Reanimación 2005 del European Resuscitation Council.resuscitation.
4.Grupo Español de Reanimación Cardiopulmonar Pediátrica y Neonatal. “Manual de Reanimación Cardiopulmonar Avanzada Pediá trica y Neonatal”. 2ª Edición 2001.
5.Varela Suárez A, Naveira Seoane L, Paz Martínez C. Vía intraósea. Técnicas en A.P. 2005.
6.Melé Olivé J, Nogué Bou R. La vía intraósea en situaciones de emergencia: Revisión bibliográfica. ABS Mollerusa. Universidad de Lleida. Emergencias 2006; 18:344-353.
7.www.eccpn.aibarra.org/temario/seccion4/capitulo58/capitulo58.htm.
8.Álvarez López F, MD. Pautas de manejo en trauma pediátrico infusión intraósea ( de acuerdo con las pautas de ATLS y PALS). Depart de Cirugía Pediátrica. Hospital Infantil Universitario “Rafael Henao Toro”.2002.
9.www.compendiodeenfermeria.com/image-wizard-draft-8-2/.
10.Duran, R. La vía intraósea y enfermería. Rev. Rol. 2004.mayo.27(5):24-28.
11.García-Velasco, S. Procedimiento de utilización de la vía intraósea. Metar.enferm.2003.jun. VI(56):15-18.
12.Alvárez Peña M, Li Chiong S, Ricardo Gutierrez R. Manual para la canalización venosa por vía intraósea. Trabajo de revisión. Hospital Pediátrico Provincial Docente “Octavio de la Concepción y la Pedraja”. Holguin. Cuba. Correo Científico Médico de Holguín 2001; 5(1).
13.Fernández Sarmiento J. Acceso intraóseo en pediatría.
14.Casal Angulo C, Carmona Simarro J. Vía intrósea. Últimas recomendaciones del Comité Europeo de Resucitación (ERC). Rev Enfermería Integral 2007; 17-19.
15.Jimmy Jiménez H, Bogado N, Heinicken L, González P. Urgencias en pediatría. Vía intraósea. Artículo de revisión. Pediatría. Órgano Oficial de la Sociedad Paraguaya de Pediatría. Volumen 28- Nº 2 (julio-dic 2001).
16.García-Velasco S, Díaz Fernández F, Fernández-Pacheco Gallego MJ, Sánchez Coello MD, Cañizarez Aguirre LP. Procedimiento de utilización de la vía intraósea. Técnicas y procedimiento. Dserie Sobre el terreno. XXX
17.Carrillo A, López Herce J. Puesta al día en las técnicas. Canalización intraósea. Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos. Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid. España.


 
     
 
 

Debilidad del suelo pélvico postparto y correlación con la historia energética

 
 
 
 

Josep Maria Charles Vallcanera: Es el coordinador del comité de selección del premio y el encargado de hacer este resumen para facilitar su difusión.

 
     
 
Artículo basado en la Tesina de Beatriz Vila Cruz que obtuvo el premio de Acupuntura de Investigación Clínica en la Escuela Universitaria de Infermería de Sant Joan de Deu de Barcelona.
 
 

Introducción
La incontinencia urinaria de esfuerzo IUE, no es una problemática que pueda pasar inadvertida. En una sociedad donde cada vez más se valora la calidad de vida de las personas, la mujer sufre un agravio pues no ha sido escuchada ni comprendida como se merece. La elevada estadística según los diferentes estudios en esta disfunción nos lo demuestra.
La repercusión que comporta esta alteración en la vida de muchas mujeres es bien evidente en cuanto no pueden disfrutar de una vida plenamente satisfactoria. Sus consecuencias psicosociales llegan a mutilar la libertad de muchas de estas mujeres, pues llegan a experimentar una pérdida en el control de sus vidas.
Las técnicas físicas de reeducación de la IUE están ayudando a tener una nueva visión y a romper tabúes que todavía hoy perduran alrededor de la mujer y su aparato uroginecológico.

Para dar a conocer la aportación que se hace desde la medicina tradicional china (MTC) y en concreto desde la acupuntura haremos este estudio para entender según la energética del cuerpo, el laberinto que se esconde detrás de esta disfunción.

Objetivo
Encontrar correlaciones en los diferentes perfiles de pacientes diagnosticadas de IUE postparto según los diagnósticos energéticos de la MTC . Así como hacer una busqueda de la sensibilidad de los diferentes puntos de acupuntura, con la posterior propuesta de tratamiento.

Metodología
Se trata de un pequeño estudio que pretende describir las alteraciones energéticas de las mujeres con IUE postparto.
Las personas para el estudio deben cumplir el perfil y ser usuarias del servicio de ginecologia del Hospital de Sant Pau y Santa Tecla de Tarragona. El total de la muestra que cumplían los requisitos fue de 10 mujeres, a las cuales se les realizó diagnóstico energético y un tratamiento con acupuntura durante un periodo de 6 semanas.
Se realiza en cada caso:
*Historia clínica para poder evaluar un diagnóstico energético.
*Medición de la fuerza de la musculatura pélvica antes y despues del tratamiento.
*Valoración de la sensibilidad de los puntos de acupuntura más importantes.

La reeducación del suelo pélvico debilitado
El embarazo y el parto son una de las principales razones de la incontinencia urinaria y de la modificación de la estática pélvica. En el momento de la consulta post-natal, un examen clínico y un interrogatorio permiten poner de relieve un malestar funcional eventual, una hipotonia perineal o insuficiencia muscular. El testing muscular ayuda a evaluar la cantidad, la potencia y resistencia de la contracción voluntaria de los músculos elevadores. Según los resultados se proponen diferentes tipos de trabajo para efectuar la reeducación:
- Reeducación abdominal con cierre perineal
- Reeducación perineo esfinteriana específica
- Investigación urodinámica y/o radiológica

La clasificación que se hace de la incontinencia urinaria se describe según la clínica y la etiologia.
- Insuficiencia esfinteral
- Incontinencia de esfuerzo
- Prolapsos genitales

El programa de reeducación dependerá de las técnicas escogidas en cada caso. Una propuesta de acción preventiva nos podría ayudar a disminuir la casuística en un gran número de mujeres que en un futuro pudieran presentar clínica de incontinencia o prolapso genital. Por eso desde la MTC poder entender la alteración energética que presentan estas mujeres, tras la modificación energética que comporta un embarazo, nos puede marcar una propuesta de reeducación preventiva mucho más amplia, dándonos a conocer cuales son los elementos y órganos más afectados, de modo que podamos reforzarlos antes y despues del embarazo.

Diagnóstico energético por elementos según las manifestaciones clínicas
A partir de las historias clínicas realizadas se pudo comprobar que de los cinco elementos de la MTC, cuatro de ellos nos daban una simptomatología bastante evidente. (Tierra, Agua, Madera y Metal).
En el elemento Tierra (Bazo y Estómago) nos encontramos que la preocupación, la necesidad de picar, y la diabetes estacional eran unos de los síntomas más relevantes, junto con otras manifestaciones como labios secos, hematomas fáciles y flatulencias. La lectura global que se hizo en energética se interpreta como una insuficiencia de yang de Bazo.
En el elemento Agua (Riñón y Vejiga) nos encontramos como más destacable los pies fríos, el hecho de no tener ganas de beber y en la mitad de los casos cólicos nefríticos, que nos indicaba un vacío de Qi.
En el elemento Madera (Hígado y Vesícula Biliar) nos encontramos varículas, anemia ferropènica y hemorroides. Todas estas son un indicativo de un estancamiento de sangre.
En el elemento Metal (Pulmón y Intestino Grueso) lo más destacable fue, aversión al frío y estreñimiento, a pesar de que en cuatro de los casos apareció piel gruesa, que según la rueda de los cinco elementos se interpretó como un exceso de Yin en este elemento.
Todas las pacientes presentaban dolor en el punto de acupuntura Bazo 6 que esta situado a nivel del canto interno de la tíbia, a cuatro dedos de la mano desde el maleolo interno. Este punto tiene mucho que ver con la esfera ginecológica.

Valoración Ginecològica
La valoración ginecológica previa al tratamiento con acupuntura, se basa en comprobar el estado muscular del suelo pélvico, mediante el testing muscular y el perineometro de Kegel. Despues de realizar el tratamiento de acupuntura, este test permite evaluar los cambios producidos en la dinámica muscular del suelo pélvico.

Conclusiones de las historias clínicas
Un vez realizado el análisis en las diez historias clínicas, se pudo correlacionar la sintomatologia de la incontinencia urinaria de esfuerzo con unos estados energéticos indicativos de:
- Deficiencia de Yang de Bazo y en algunos casos llegando hasta el hundimiento de Qi, que provoca que aparezca prolapso en los órganos.
- Vacío de Qi en Agua, junto con la deficiencia de Yang de Madera Esta debilidad es la causante de que la Vejiga no pueda retener la orina con la consecuente incontinencia, puesto que el esfínter uretral no se cierra correctamente.
- Estancamiento de humedad en Madera y Metal, responsables del enlentecimiento de la energía en general.

Con este diagnóstico el tratamiento debe orientarse a Tonificar el Yang en general, pero sobre todo el Yang de Bazo, Riñón y Madera. A la vez que se dispersan los excesos de Yin de Tierra, Madera, Metal y en general la Humedad.
Por todo lo expuesto hasta el momento se proponen diferentes puntos para el tratamiento con acupuntura, a aplicar según el diagnóstico diferencial de cada paciente.

*Tonificar el Yang de Bazo y disminuir el Yin de Bazo; B6, H13, V20, E36, E41
*Tonificar el Agua; V23, V28, R3, V67
*Tonificar el Yang y disminuir el Yin de Madera; V18, VB43, V19
*Estancamientos de sangre; H6
*Otros puntos importantes; B6, V40, VC6, VG20, R12, VC3

Conclusiones
El trabajo confirma que los estados energéticos encontrados en las diferentes pacientes con IUE postparto revela la homogeneidad de los desequilibrios energéticos según la correlación sintomática que presentaban. En el análisis final de la muestra se confirma una insuficiencia de Yang a nivel de Bazo, Riñón e Hígado. De aquí podemos extraer que las mujeres del estudio con IUE postparto presentan esta característica común, aun cuando en su clínica se verá reflejada un diagnóstico diferencial más preponderante en uno u otro elemento.
El estudio nos sugiere que un diagnóstico energético nos puede ayudar a entender mejor, el porque de esta alteración. Desde un punto de vista preventivo se debe seguir trabajando para entender la fisiopatogenia energética de la IUE postparto y poder realizar unas nuevas propuestas terapéuticas desde diferentes acciones de la sanidad para evitar esta quiebra energética que se convierte en el embrión de la problemática en el futuro.
El estudio nos ha permitido obtener unos resultados valiosos, aunque la muestra es de carácter simbólico y muy reducida. Las dificultades para poder finalizar el estudio hacen que los cambios de la muestra no puedan estar sometidos a una evaluación final del tratamiento. No obstante, el enfoque desde la perspectiva descriptiva del trabajo, nos ha permitido recoger algunos datos interesantes de la Incontinencia Urinaria y de su energética.

 
     
 
 

BIBLIOGRAFIA

-Lian Yu-Lin; Chen Chun-Yan; Hammes Michael; Kolster Bernard C. Atlas gráfico de acupuntura Serin. Könemann : Barcelona, 2005.
-Fundamentos de acupuntura y Moxibustión de China. Ediciones en Lenguas Extranjeras: Beijing , 2004.
-Interhiper.com.http://www.interhiper.com/Medicina/Acupuntura/indice.htm [consulta: novembre 2006]
-Fajardo Contreras, MC. “Estudio energetico y anatomofisiologico del aparato genital femenino segun la medicina tradicional china”. Natura Medicatrix 25, 1991. Pàgs. 16-17
-Espuña, Montserrat.. “Hábitos y ejercicios para mejorar la incontinència de orina”. Mujer Vital..Pfizer España: 25, 2005. Pàg 13.
-Calais-Germain, B. El periné femenino y el parto. Elementos de anatomía y bases de ejercicios. Los Libros de la Libre de Marzo: Barcelona, 1998
-Abelló, Ana. Apunts de l'assignatura “Reeducación abdomino-pelviana”. Curs 2004-2005. E.U. Gimbernat.
-VVAA. Apunts del curs “Reeducación perineo-esfinteriana”. Isfyes Barcelona, 1999.
-Martinez Agulló, Eduardo, Manual práctico sobre incontinència urinaria. Fascículo 5.
Reeducación perineal en la incontinència urinaria. Ed. Laboratorios Indas S.A. 1999 http://www.indas.es/comunicacion/publiccientif/mpincourinaria/mpincourinf5.pdf [consulta: novembre 2006]


 
     
 
 

Paracentesis

 
 
 
  Aida Berdonces Gago. Esther Comas Ponsà. Azahara García Calero. Esther González Dolado.: Enfermeras. Servicio de Urgencias nivel 2. Hospital de 3r nivel de Barcelona berd55@hotmail.com    
 
 
 

Resumen: La paracentesis es un procedimiento invasivo, sencillo, rápido y seguro que permite detectar la presencia de líquido libre (ascítico) en la cavidad abdominal, conocer su causa y descartar posibles complicaciones (paracentesis diagnóstica o exploradora). Esta técnica es considerada de elección en el manejo de la ascitis a tensión (cirrótica o maligna) y de la ascitis por hipertensión portal refractaria al tratamiento diurético (paracentesis terapéutica o evacuadora). Se trata de un método temporal, ya que la tendencia es a que se forme de nuevo ascitis.

Palabras clave: Paracentesis, Técnica, Complicaciones.


Title: Paracentesis
Abstract: Paracentesis is an invasive procedure, simple, fast and secure that detects the presence of free fluid (ascitic) in the abdominal cavity. And its cause also it eliminates potential complications (diagnostic or exploratory paracentesis). This technique is considered preferable for the management of ascites in tension (cirrhotic or malignant) and portal hypertension ascites refractory to diuretic therapy (therapeutic paracentesis or removed). This is a temporary method, since the trend is the formation of new ascites.

Key words: Paracentesis. Technique. Complications.

 
     
 

Introducción

La causa más frecuente de ascitis en Europa y Estados Unidos es la cirrosis hepática, seguida por las neoplasias, la insuficiencia cardiaca congestiva y la peritonitis tuberculosa.

Grados de la ascitis:
*Grado I o Ascitis leve: se diagnostica por ecografía y no requiere tratamiento habitualmente.
*Grado II o Ascitis moderada: la cantidad de líquido varía entre 3 y 6 litros. El tratamiento de elección es la restricción salina y diuréticos.
*Grado III o Ascitis severa o a tensión: presentan una media de 10 litros de líquido ascítico y el tratamiento de elección es la paracentesis evacuadora con reposición de albúmina intravenosa.
*Grado IV o Ascitis refractaria: se le denomina a la ascitis que no responde a tratamiento médico o cuya recidiva precoz no se puede evitar con dicho tratamiento. El tratamiento de elección es la paracentesis evacuadora total de repetición con reposición de albúmina intravenosa y posterior instauración de tratamiento diurético.

Objetivos de la paracentesis
*Diagnóstica o exploradora: para comprobar la existencia de líquido y obtener un volumen pequeño para su análisis.
*Evacuadora o terapéutica: cuya finalidad es drenar líquido abdominal acumulado que no se consigue eliminar con otros métodos.

Paracentesis diagnóstica
Es la técnica más rápida y con mayor coste-efectividad para el diagnóstico de ascitis y despistaje de la peritonitis bacteriana espontánea.
*Indicaciones: ascitis de debut, deterioro clínico (fiebre, deterioro mental, dolor abdominal, hipotensión) sin causa clara en paciente con ascitis conocida, encefalopatía (para descartar que esta sea secundaria a una peritonitis bacteriana espontánea), hemorragia digestiva en enfermo con ascitis, alteración de la función renal.
*Contraindicaciones: la única contraindicación absoluta es una alteración de la coagulación con repercusión clínica (CID). No existen valores de Quick o plaquetas aceptados como límite aunque se propone Quick < 40% y plaquetas < 40.000.
*Precauciones previas: explicar la técnica al paciente y solicitar su consentimiento informado firmado, comprobar coagulación, preguntar posibles alergias (látex, povidona, mepivacaína…), el paciente debe orinar antes de insertar el trócar para evitar que se puncione la vejiga, realizar un lavado de manos y colocación de guantes estériles por parte del personal sanitario.
*Técnica / Procedimiento: Se coloca al paciente en decúbito supino, se desinfecta la zona de punción con povidona yodada (aplicarla en espiral, desde el punto de punción hacia fuera). Se punciona con aguja IM perpendicular al plano de la pared abdominal en el cuadrante inferior tercio externo de la línea que une la cresta ilíaca y el ombligo. La introducción debe ser lenta, suave e intermitente hasta llegar a la cavidad peritoneal. Se extraen unos 25 ml y se reparten en los frascos de hemocultivos, citología y laboratorio.
Terminada la extracción, se retira la aguja, se desinfecta con povidona y se coloca un apósito estéril.
*Pruebas a realizar: Valoración macroscópica para orientar en una primera impresión diagnóstica: transparente (normal), turbio (peritonitis), hemático (trauma abdominal, hepatocarcinoma, neoplasia de otro origen), negro (pancreatitis hemorrágica..)
*Determinaciones de laboratorio: hematíes, recuento y fórmula leucocitaria, proteínas totales, albúmina, glucosa, GRAM, microbiología, amilasa, bilirrubina, triglicéridos, citología para descartar células neoplásicas...
*Complicaciones: son escasas aunque la más frecuente es el hematoma de pared abdominal (1-2%) que no suele requerir tratamiento.

Paracentesis terapéutica o evacuadora
*Indicaciones: ascitis a tensión o ascitis refractaria a tratamiento médico y ascitis que provoca insuficiencia respiratoria.
*Contraindicaciones: además de las indicadas en la P.diagnóstica, son relativas la existencia de una peritonitis bacteriana espontánea, infección de la pared abdominal, hemoperitoneo, hepato y/o esplenomegalia gigantes, embarazo, hipertensión portal con varices peritoneales, ascitis tabicada o íleo.
*Precauciones previas: no precisa ingreso pero debe realizarse en un ambiente tranquilo como una unidad de observación de urgencias.
*Recursos materiales: guantes estériles, povidona yodada, gasas, campo estéril, jeringa de 10 ml, anestésico local (mepivacaína al 2%), aguja sc, aguja IM, kit de paracentesis estéril, apósito estéril, sistema de goteo, aparato de vacío centro, carro con receptales para almacén del líquido.
*Técnica: antes de realizar la punción es aconsejable comprobar que el sistema de vacío funciona con normalidad y que los receptales están montados adecuadamente. Se realiza una desinfección completa y se coloca un campo estéril. Se infiltra anestesia local y se punciona con la cánula perpendicularmente a la pared abdominal. Una vez que la aguja ha penetrado en la cavidad peritoneal, se extrae su parte interna y se conecta la cánula a una bomba de aspiración suave. Tras la comprobación de que sale el líquido sin dificultad se fija la cánula con un apósito de gasas. Cuando se comprueba que ya no sale más líquido, se para el sistema de vacío, se extrae la cánula, se desinfecta el punto de punción, se retira el campo y se coloca un apósito estéril. Es aconsejable colocar al paciente en decúbito supino o lateral derecho durante aproximadamente 1 hora.

1)Aplicación anestesia 2) Introducción de la cánula 3) Conexión al equipo de vacío


*Cuidados posteriores: se acomodará al paciente y se examinará el apósito con frecuencia. Se valorará el estado de paciente: constantes cada 15 minutos durante la primera hora. Medir el perímetro abdominal y el peso si es posible. Se aconsejará reposo absoluto durante 24 horas y se realizará un control de ingresos y pérdidas de líquidos. Puede estar indicado la pauta de administración de albúmina o expansores del plasma.
*Complicaciones: son poco frecuentes, las más habituales son el hematoma en el punto de punción o la salida espontánea de líquido por el orificio de punción. Otras como la hemorragia importante por punción de vasos de pared, la perforación intestinal o de vísceras (vejiga, bazo) son excepcionales.

Registros de enfermería
- Se debe anotar el procedimiento, la cantidad y el aspecto del líquido evacuado.
- Anotar también el tipo de pruebas solicitadas.
- Anotar cualquier posible incidencia que haya surgido durante el procedimiento.

 
     
 
 

BIBLIOGRAFIA

-Amat Vizcaíno, A; Portero Salmerón E; Pardo Carrión D. Paracentesis. En http://www.eccpn.aibarra.org/temario/seccion6/capitulo112/capitulo112.htm.
-Blanco-Echevarría A et al. Manual de Diagnóstico y Terapéutica Médica. 5ªedición. 20:21. Departamento de Medicina Interna. Hospital Universitario 12 Octubre. Madrid.
-Elizalde, Zoraya. Tratamiento de la ascitis en pacientes cirróticos. Servicio de Aparato Digestivo. Hospital de Navarra. En http://www.cfnavarra.es/salud/anuales/textos/vol24/n3ra.
-Fortín Pérez de Ciriza, MªT. Paracentesis. Libro electrónico de Temas de Urgencia. Técnicas de Urgencias. Servicio Navarro de Salud.
-Gil Ibáñez MP; Barbado Cano A; Julián Jiménez A. técnicas invasivas en urgencias. Manual de protocolos y actuación en urgencias. Complejo Hospitalario de Toledo. Bayer Health Care 2000. 47-62.
-Moya Mir. Normas de actuación en urgencias. Ed. Médica Panamericana. 2005. 3ª edición. 695-700.
-Pérez- Carreras M; Castellano G. Paracentesis. Revisión técnica diagnóstica. Servicio de Medicina del Aparato Digestivo. Hospital Universitario 12 Octubre. Madrid. España. GH Continuada. Mayo-Junio 2003. Vol. 2 Nº 3. 120-123.